martes, diciembre 29

Eres realmente verdadera.


Tú puedes, yo se que puedes. Y aunque del dicho al hecho haya un buen trecho, cuando se habla de dos, la cosa es más fácil.


Porque aunque a veces no confies ni en ti, cuando te crees en lo más bajo de la cima, en lo mas hondo de las profundidades, a veces, aparece ese "alguien" que necesitas, ese que te da el calor necesario para congelar tu sonrisa con solo una frase, un abrazo.
Sí, hablo de ti. Tú eres una de esas personas para mi, y yo, creo serlo para ti. Más que una cuestión de creer, lo es de sentir. Me gusta sentir que estás aquí conmigo, que tengo tu apoyo, que ries a mi lado, que confias en mi, ADORO saber que estoy contigo, que tienes mi apoyo, que rio contigo, que confio en ti.

Nunca me gustaron las reglas de tres. Es un fin de año, pero una verdadera amistad, no acaba a su vez, podría hacer un calendario para la nuestra y estar siempre en el mismo año, hacer días sin final.

Veintemil gracias dadas y otras muchas más que quedan por dar. Me gusta darlas, me gusta recibirlas, saber que te hecho feliz, saber que me has hecho feliz, pero lo mejor de todo, es que estamos juntas en esto que se llama vida.

20092010.

2 comentarios:

Francisco José dijo...

gracias, parece ser que tu también has visto el mio, tmpoco escribes mal

Anónimo dijo...

No te vallas de la mia.