martes, septiembre 20

Si el día tiene 24 horas yo me paso 25 pensando en él.

No hace falta que me digan donde tiene las últimas pecas de su cara, ni que en cada uno de sus dedos gordos de las manos tiene una que dice que él es diferente a todos los demás.
No se quien más lo sentirá cuando se acerca aunque aún le falten 20 metros por llegar a mi, pero no muchas personas se quedan embobadas cuando él sonríe, ni a nadie más se le pone la carne de gallina cuando él besa. A mi sí. Yo se lo que es quedarse despierta sin poder dormir pensando como sería una noche a su lado, abrazada a él, lo que es buscarlo por la calle a todas horas sabiendo que no estará y echarlo de menos aunque todavía no se haya ido. Y que quizás sea demasiado complicado contar los pasos que hay de su cama a la mía, pero es demasiado fácil saber que seriamos felices en cualquiera de las dos.
Puede que no sea la mejor en escribir lo que siento dentro, ni en jugar a las cartas, ni siquiera en saber llevar las cosas sin que se tuerzan... pero algo tengo claro, soy la mejor en algo mucho más importante que todo eso, soy la mejor en quererlo, con todas mis ganas.
Para ser único hace falta buscar ser diferente, y él sabe serlo, porque todos saben besar, pero ninguno lo hace como él, y todas las personas abrazan, pero ninguna llena de calor cuando lo hace, solo él.
No, no es ni tu cumpleaños, ni ninguno de nuestros aniversarios, pero a mi no me hace falta un día especial para demostrarte que eres más importante para mi de lo que puedes llegar a imaginar, que por mi como si se acaba el mundo si voy agarrada de tu mano, que cada vez que me abrazas estoy más segura que fuistes uno de esos golpes de suerte que solo tocan al 5% de las personas, y me tocaste a mi y que haría lo imposible por verte feliz.
No hace falta que me digan donde tiene las últimas pecas de su cara, ni que en cada uno de sus dedos gordos de las manos tiene una que dice que él es diferente a todos los demás.
No se quien más lo sentirá cuando se acerca aunque aún le falten 20 metros por llegar a mi, pero no muchas personas se quedan embobadas cuando él sonríe, ni a nadie más se le pone la carne de gallina cuando él besa. A mi sí. Yo se lo que es quedarse despierta sin poder dormir pensando como sería una noche a su lado, abrazada a él, lo que es buscarlo por la calle a todas horas sabiendo que no estará y echarlo de menos aunque todavía no se haya ido. Y que quizás sea demasiado complicado contar los pasos que hay de su cama a la mía, pero es demasiado fácil saber que seriamos felices en cualquiera de las dos.
Puede que no sea la mejor en escribir lo que siento dentro, ni en jugar a las cartas, ni siquiera en saber llevar las cosas sin que se tuerzan... pero algo tengo claro, soy la mejor en algo mucho más importante que todo eso, soy la mejor en quererlo, con todas mis ganas.
Para ser único hace falta buscar ser diferente, y él sabe serlo, porque todos saben besar, pero ninguno lo hace como él, y todas las personas abrazan, pero ninguna llena de calor cuando lo hace, solo él.
No, no es ni tu cumpleaños, ni ninguno de nuestros aniversarios, pero a mi no me hace falta un día especial para demostrarte que eres más importante para mi de lo que puedes llegar a imaginar, que por mi como si se acaba el mundo si voy agarrada de tu mano, que cada vez que me abrazas estoy más segura que fuistes uno de esos golpes de suerte que solo tocan al 5% de las personas, y me tocaste a mi y que haría lo imposible por verte feliz.
Me da igual a los kilómetros que este de ti, lo que no me da igual son las horas que este sin verte.

2 comentarios:

Mar dijo...

AMO TU BLOG! Me encanta, todas las publicaciones que leí por ahora me parecieron geniales! Muy buena onda, la verdad.
Bueno este es mi blog http://espositolanzanirubio-mar.blogspot.com/ , me encantaría que las leyeras y obvio que te gustaran! Y si me puedes recomendar pues mucho mejor jaja.
Muchas gracias por todo,un beso y sigue así, te sigo y me encantas!

Katua dijo...

'me da igual a los km que este de ti, lo que no me da igual son las horas que este sin verte'
que buena, que gran verdad.