sábado, octubre 9

Tengo un secreto, mi luna pertenece a vuestro sol.

Aquí estamos mis calcetines de algodón y yo, intentando combatir el frío. En realidad tenía ganas de esto, de ponerme abrigos y ropa de invierno, más que ropa de invierno yo diría que llevo capas y capas y debajo de todas ellas se esconde la ropa de verano, nunca le digo "adiós" a ésta, me da un pequeño toque de alegría, porque sí, yo soy de esas a las que le encanta el verano, el llevar poca ropa y no tener que ir cargada de abrigos por sí llueve o hace frío, pero nunca viene mal echar a correr por no empaparte cuando esta lloviendo, meterte en la cama con miles de mantas para no pasar frío o ir de bar en bar, y salir a tomar aire porque estás totalmente estresada de todo el bullicio que hay dentro. ¡Me encanta! Me encantan las noches de bar en bar, de pub en pub, de discoteca en discoteca, entrar, bailar la canción que sea, me guste o no, y salir cantándola por toda la calle con una buena compañía.

Pero entre noche y noche, también hay mañanas de tranquilidad, tardes de lectura y ayer me terminé Seda, libro del cual saque unos párrafos que me enamoraron locamente al leerlos...

"Amado mío, no tengas miedo, no te muevas, permanece en silencio, nadie nos verá.
Sigue así, quiero mirarte,
no te acerques, te lo ruego, quédate donde estás, tenemos una noche para nosotros,
y yo quiero mirarte, nunca te he visto así, tu cuerpo para mí, tu piel, cierra los ojos, te lo ruego.
Son tan hermosas tus manos, he soñado con ellas tantas veces, ahora las quiero ver, me gusta verlas sobre tu piel, continúa, no abras los ojos, yo estoy aquí, nadie nos puede ver y yo estoy cerca de ti, acaríciate, despacio, no te detengas, a mi me gusta mirarte.
No abras los ojos, todavía no, no debes tener miedo, estoy cerca de ti, ¿me sientes?, estoy aquí, te puedo rozar, esto es seda, ¿la sientes?, es la seda de mi vestido, no abras los ojos y
tendrás mi piel, tendrás mis labios, cuando te toqué será con mi labios,
de repente sentirás el calor de mis labios sobre ti.
Te deseo.
Morderé la piel que late sobre tu corazón.
Si no me crees, ahora abre los ojos, mírame, soy yo.
Nadie podrá borrar este instante.
En mi cuerpo ya no hay seda, ya no hay vestido, tus manos lo tocan y tus ojos lo mira.
Tu lengua sobre mis labios, tú que te deslizas debajo de mí, aferras mis caderas, me levantas, despacio.
¿Quién podrá borrar esto?
Tus manos en mi rostro, tus dedos en mi boca, el placer en tus ojos, tu voz.
Mi placer, mi voz, mi cuerpo sobre el tuyo.
Tus brazos que no dejan que me marche, tus ojos que quieren saber hasta dónde hacerme daño. ¡Hasta donde quieras!
No hay final, no acabará, ¿lo ves? Nadie podrá borrar este instante.
Mi voz dentro de la tuya.
No queda tiempo para huir ni fuerza para resistirse.
Tenía que ser este instante, y este instante es, créeme, este instante existe, existirá, hasta el final. Lo hemos hecho para siempre."


6 comentarios:

Lore! dijo...

A mi tambien em encanta el verano pero siempre echo de menos el invierno! Los versos son super bonitos :D

Historias de la luna dijo...

Yo adoro el invierno pero el evrano es genial. Besos

SO RANDOM dijo...

Yo hecho de menos el verano en invierno y hecho de menos el invierno en verano jajaj que lio!

te seguimos! jijij

Solange

Cerremos los ojos dijo...

Hola! Creo que usted tiene algo en mi blog: La fruteria editora, http://lafruteriaeditora.blogspot.com/2010/10/flor-naranja.html , pasese por su regalo.

Todo gracias a: Cítrico, http://citricosalado.blogspot.com/2010/10/premio-d.html

Beta Jarque Serrano. dijo...

Me encantan esos párrafos, es genial!
Que tal el puente? MUAK

Nuska dijo...

Me gusta mucho tu blog, escribes muy bien, muy bonito, muy puro.

Te sigo, espero que te pases por mi blog, puede que te gusta y sígueme!

Mucak!